Tratamientos Pre & Post/Quirúrgicos

Los mejores cuidados post quirúrgicos en Madrid. Liz castro belleza Integral

recuperación de cirugías estéticas madrid

En el área de estética, podemos encontrarnos con diversas intervenciones quirúrgicas como; la liposucción, abdominoplastía, lifting, rinoplastía, pexia mamaria, mamoplastia de aumento entre otras. A pesar de los cuidados del cirujano, las intervenciones suelen dejar como resultado secuelas importantes como edema, equimosis, quistes de Millium en la zona de la cicatriz.

En toda cirugía plástica, el profesional hace la sutura y el paciente la cicatriz. Es decir, que en el proceso de cicatrización intervienen dos factores, por un lado, el metabolismo del paciente (puede tener una buena cicatrización o no) y por otro lado, la sutura que realiza el cirujano. La misma debe ubicarse en lo posible evitando zonas de pliegue y en lugares poco visibles. También el aspecto de la cicatriz depende de otros factores genéticos, de los cuidados pre y post operatorios, la asepsia que mantenga en la zona, la capacidad de regeneración y la elasticidad de las fibras.

La sutura pasa por un periodo inflamatorio que puede llegar a durar hasta 50 días posteriores a la intervención. En ese período la cicatriz es gruesa y roja. Se da por finalizado el proceso de cicatrización cuando la cicatriz se vuelve una línea blanca, con movilidad, sin adherencias ni dolor. Este proceso puede llegar a durar hasta más de un año. El tabaquismo, la mala alimentación, una infección en la herida o la tensión en la zona pueden prolongar y dificultar el proceso.

Los Resultados son Visibles ...

Para un tratamiento pre quirúrgico, es necesario preparar los tejidos con al menos uno a dos meses de anticipación. Para un tratamiento post quirúrgico, podemos trabajar en el momento que el cirujano lo indique. Generalmente el profesional recomienda sesiones de drenaje linfático de forma inmediata, y luego cuando la cicatriz supera el proceso inflamatorio, recién puede comenzar con otras técnicas para disimular la apariencia de la cicatriz.

Los objetivos de estos tratamientos serán: mejorar la higiene, la hidratación, acelerar el proceso de renovación celular, brindar elasticidad a las fibras, oxigenar, drenar y estimular la microcirculación.

Para ello, en Liz Castro Belleza Integral contamos con la preparación, y la tecnología que nos permite, mejorar la hidratación y la microcirculación.

El Ultrasonido resulta muy útil en este tipo de tratamientos porque facilita la movilización del edema, estimulando el drenaje y evitando la fibrosis. Es recomendable tanto para terapias pre como post operatorias.

Para brindar elasticidad a las fibras podemos recurrir a la Radiofrecuencia. En este caso es recomendable indicarla para el pre quirúrgico ya que de esta manera estaremos estimulando la regeneración de las fibras en forma anticipada, lo que permitirá acelerar el proceso de cicatrización, evitando la sensación molesta de tirantez.

Otras tecnologías que utilizamos en nuestros tratamientos son: la Microdermoabrasión como terapia pre quirúrgica para acelerar la renovación celular-, la Vacumterapia -estimula la circulación, moviliza el edema y evita las adherencias a tejidos subyacentes, puede indicarse en la terapia pre quirúrgica-, la Electroporación asegura la correcta hidratación de los tejidos en forma rápida y efectiva, pueden utilizarse activos hidratantes y regenerantes, se recomienda principalmente para la preparación pre quirúrgica-.

Cualquier tipo de tratamiento pre y post quirúrgico está sujeto a la indicación y derivación del cirujano. Cada paciente es diferente por lo que los tratamientos varían en cada caso. Para el éxito de la cirugía, la terapia pre y post operatoria es clave, pero además es importante recomendar una buena alimentación, evitar el tabaco y mantener la hidratación en la zona.

La labor de la estética profesional no pierde valor al aparecer la acción médica, más bien lo contrario: frente a una operación de cirugí­a estética, los tratamientos estéticos previos y posteriores mejoran los resultados, facilitan la recuperación y, en general, suponen un beneficio para el bienestar del paciente.

Beneficios Pre/Quirúrgico

  • Mejora la circulación sanguínea y del sistema linfático.

  • Mejora de la piel en la absorción de productos esenciales aplicados en la piel momentos antes de la intervención quirúrgica.

  • Relajación física.

  • Alivio del estrés pre-operatorio.

  • Prevención de posibles complicaciones, como la fibrosis y seromas.

Beneficios Post/Quirúrgico

  • Eliminar los restos de medicación, anestesia y suero utilizados en la operación.

  • Favorecer la regeneración de los capilares y vasos linfáticos dañados tras la liposucción.

  • Disminuir las molestias y proporcionar bienestar en el postoperatorio.

  • Disminuir la duración del periodo postoperatorio.

  • Mejorar el estado de la piel.

  • Acelerar la recuperación de los tejidos.

  • Acelerar la recuperación de sensibilidad en la piel.

  • Favorecer la retracción de la piel.

  • Acelerar la reabsorción de zonas fibrosas por estimulación de macrófagos.

  • Evitar el enrojecimiento y enquistamiento la cicatriz que puede producir una retracción permanente de la piel.

Fajas y Prendas Post/Quirúrgicas...

Contamos con las mejores fajas para que tu día a día sea mas cómodo y fácil ven a Liz Castro Belleza Integral
Recuperate de tu cirugia en Liz Castro Belleza Integral, encontrarás las mejores Fajas para que sea más fácil y pronta tu recuperación.
Las mejores fajas y tratamientos de recuperación post quirúrgicos en Madrid.
Tenemos las mejores marcas de fajas en Liz Castro Belleza Integral, contamos con los mejores cuidados de recuperación post quirurgica
Fajas de las mejores Marcas en Liz Castro Belleza Integral, cuida tu figura

Una faja post/quirúrgica es una banda tejida con elástico y tela, que se extiende alrededor de un área del cuerpo para aplicar presión constante y uniforme, además de un mayor control y comodidad.

Una prenda de compresión, se utiliza luego de una cirugía estética, ya que se adaptan muy bien al cuerpo y tienen como finalidad controlar la inflamación que surge luego de estas intervenciones, así como de posibles hemorragias. Estas prendas vienen en una variedad de formas, apropiadas para la parte del cuerpo que requiere. 

Ventajas y Beneficios de usarlas...

Las fajas post/quirúrgicas tienen el potencial de mejorar casi todas las etapas de su recuperación. Primero, sosteniendo los vendajes y apósitos quirúrgicos en su lugar, se asegura que las incisiones se mantengan limpias en las primeras etapas de la recuperación, reduciendo así el riesgo de infección.

Comodidad

La compresión del área quirúrgica minimiza el movimiento de los tejidos dañados, ayudando a los pacientes a permanecer cómodos mientras se relajan o se mueven.

Mejora la Circulación

La compresión se ha usado durante mucho tiempo para mejorar la circulación, ya sea después de la lesión o durante la actividad física.

Mejora la eliminación de hematomas e inflamación

Con una circulación mejorada, la retención de líquidos se reduce al mínimo, haciendo que los hematomas y la inflamación de la cirugía se disipen más pronto.

Menor riesgo de Complicasiónes

Después de cualquier procedimiento, los pacientes corren el riesgo de que se acumule líquido alrededor del sitio quirúrgico, lo que resulta en un hematoma, seroma o linfedema. Las fajas promueven el paso del líquido, reduciendo así el riesgo de bloqueo y complicación.

Mejora y cuida la apariencia de la Piel

Siempre hay una ligera posibilidad de curación de la piel de manera irregular sobre los tejidos subyacentes, o los tejidos que se aglutinan para una apariencia desigual. Una faja post operatoria ejerce una presión uniforme sobre el área, mejorando la adhesión de la piel y la cicatrización.

Estos beneficios son aún más notables para pacientes con antecedentes de cicatrices irregulares, complicaciones curativas u otros riesgos que pueden amenazar sus resultados finales. Al usar su faja según lo indicado, junto con el resto de las instrucciones post quirúrgicas de su médico, puede disfrutar de una recuperación relativamente fácil y segura.

Además se todos estos beneficios también tienes los siguientes

  • La inflamación desaparece más rápida
  • Ayuda a corregir la postura
  • Previene la flacidez ya que fija la piel al cuerpo
  • Ayudan a moldear el cuerpo (cintura, espalda, glúteos, abdomen, entre otros)
  • Ayudan a reducir las molestias y dolores post operatorios
  • Brindan un mayor control
  • Son invisibles, no se nota bajo la ropa

Como con cualquier requisito post quirúrgico, la duración del uso de una faja depende en gran medida de su propia recuperación y de las instrucciones de su médico. Los procedimientos más grandes y más invasivos requerirán una cronología más larga para su faja y recuperación en general.

El tipo de cirugía también puede determinar el uso de su prenda, ya que algunas técnicas presentan mayores riesgos de complicaciones. Normalmente, las fajas se usan entre cuatro a seis semanas después de la cirugía, y por lo menos 22 horas al día. Luego de varias semanas se recomienda usarlas todos los días, pero ya no tantas horas. Solo su médico puede decirle definitivamente cuándo suspender o reanudar ciertas actividades durante la recuperación.

Las fajas post operatorias son de suma importancia y juegan un papel importante en el transcurso de la recuperación de la persona luego de ser sometida a una cirugía. Y es que este tipo de prendas de compresión, como lo son las fajas se ajustan al cuerpo hasta adaptarse muy bien y conseguir un soporte óptimo.

Consúltenos y con gusto le asesoramos...