HIELOTERAPIA

La terapia en frío para reducir hieloterapia, como su nombre lo indica, se trata de exponer al frío ciertas zonas del cuerpo o rostro, poniendo sobre la piel a modo de masaje, una Loción congelada. Esta loción es elaborada con la fórmula  compuesta de mezclas de hierbas y substancias que son benéficas y nutritivas para la piel además de tener efectos reductivos, tonificantes y reafirmantes.

ELIMINA LA FLACIDEZ - tonifica - reduce

La Hieloterapia, se utiliza para todo aquel que quiere reducir volumen, reafirma y tonificar, no es una técnica pensada solo para el sexo femenino, sin embargo, las mujeres son las que más lo usan.

Sobre todo es utilizado en las mujeres que tienen hijos y a partir de los 40 años de edad ya que reafirma las partes más flácidas de su cuerpo, dando grandes resultados.

También está indicado para aquellas personas que han hecho una dieta estricta perdiendo mucho peso en poco tiempo y no encuentran un tratamiento eficaz. Además, también es recomendado por médicos de cirugía estética para pacientes con bolsas, ojeras o bien papada caída para lograr una mayor tensión de las zonas.

Beneficios de la Hieloterapia

Reafirma la piel:

Ideal para combatir la flacidez de la piel gracias a su efecto lifting. La circulación sanguínea se activa de inmediato, debido al frío del hielo, esto junto con los principios activos que contiene le devuelven la firmeza a la piel.

Ayuda a reducir volumen:

La aplicación de esta técnica favorece la quema de grasa a la vez que modela el cuerpo lo que permite reducir varias tallas; siempre y cuando los tratamientos de hieloterapia se combinen con una dieta sana y la práctica frecuente de ejercicio.

Favorece la expulsión de toxinas:

Está indicada para estimular la eliminación de toxinas, lo que se traduce en una piel más sana, bonita, limpia y luminosa.

Mejora el aspecto de la piel:

El hecho de activar la circulación sanguínea hace que la terapia con hielo tenga el poder, tanto de reafirmar el rostro y el cuerpo, expulsar toxinas y combatir la flacidez, como de mejorar el tono, el aspecto y la apariencia de la piel.

Apuesta por lo natural:

La hieloterapia se puede aplicar en el propio hogar a través de bolsas, bandas, antifaces, cinturones o mascarillas faciales que se introducen en el frigorífico. No obstante, si deseas obtener mejores resultados, lo ideal será acudir a un centro de estética.

Atenua la celulitis:

Al activar la circulación de la sangre y reducir la grasa corporal, la hieloterapia también se ocupa de atenuar la celulitis.

Cuida la piel tras el Parto: 

Aunque la hieloterapia está indicada para cualquier persona que desee aportar firmeza al rostro y/o cuerpo, se trata de una técnica especialmente recomendada para reafirmar la piel de los senos y el abdomen tras el parto. 

Acaba con las rojeces y las irritaciones:

Son muchas las personas que aplican hielo en la piel antes de la depilación, ya que este sencillo truco previene la aparición de rojeces e irritaciones, a la vez que disminuye la inflamación.

Elimina las ojeras:

La hieloterapia tiene el poder de atenuar las ojeras, así como de reducir el tamaño de las bolsas de los ojos al activar la circulación de la sangre y disminuir la hinchazón de la piel.

Buenos resultados desde la primera aplicación:

Aunque es necesario recurrir a esta técnica varias veces para poder aprovechar al máximo sus beneficios, el tratamiento ofrece resultados visibles desde la primera sesión.

Ir arriba